Iglesia  Cristiana  El  Sembrador

"Solo en Jesucristo se puede confiar para salvación. No hay salvación fuera de él" Hechos 4:12

Un llamado a la consagración


Sin duda que como hijos de Dios necesitamos renovar continuamente nuestra consagración al Señor.

Es fundamental que en nuestros días, podamos reafirmarnos en nuestra fe y buscar tener vidas que le agraden a Dios en medio de una sociedad que lo rechaza de la misma manera que rechaza los valores cristianos.

Hoy más que  nunca se necesitan hombres y mujeres, adultos, jóvenes, niños, personas de todas las edades, razas y lenguas, que testifiquen del poder de Dios  y que se propongan hacer una diferencia real en este mundo.

Y como hijos de Dios hemos comprendido que las armas de nuestra milicia no son carnales sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. (2 Corintios 10:4)

Es por eso que estamos entrando en esta jornada especial de consagración al Señor de una manera especial.

Quiero agradecerte por aceptar este reto, pero también quiero invitarte para que lo tomes con la seriedad que exige el tener un compromiso directo con El Señor que acepta esta ofrenda tuya de entrega, de humildad y de regocijo en El.

Cuando tú y yo comenzamos a vivir en el temor de Dios, cuando comenzamos a buscarle con seriedad absoluta, cuando decidimos que Dios ha de ocupar el lugar primordial sobre nuestras vidas, cuando le permitimos al Espíritu Santo de Dios que sea el que controle nuestras vidas, entonces podemos experimentar vidas llenas de su presencia.

Este es el tiempo para buscar a Dios, para dejarnos moldear por El, y dejar que su Espíritu Santo nos transforme para que la presencia de Dios se haga sentir en cada acto de nuestra vida.

Debemos ser una iglesia que entiende que tiene una misión en el mundo. Que Dios la ha puesto para que sea luz y que debe amar a los perdidos con la misma forma de amor que manifestó Jesucristo cuando estaba en este mundo, desarrollando su ministerio.

Por eso quiero pedirte que tomes este tiempo con la mayor consagración posible como un regalo que le haces a Dios con todo tu corazón.

La consagración es dar mi vida a Dios para que Él haga Su voluntad en vez de la mía. Significa que presente mi cuerpo como un "sacrificio vivo" a Él.

Los animales que se ofrecían a Dios en el Antiguo Testamento eran matados. Eran sacrificios muertos. Dios no me pide poner mi cuerpo sobre un altar para ser matado. En vez de eso, Él pide que me convierta en "sacrificio vivo". Esto quiere decir que Él desea que yo viva para Él.

Dios no quiere que yo le ofrezca mi vida antigua de egoísmo. Es la nueva vida en Cristo la que Dios quiere que le presente.

Prometo que estaré orando por ti para que no te rindas en la mitad de la jornada.

El Señor está levantando un pueblo que le represente, un remanente fiel que se mantenga firme aunque los vientos y las tempestades arrecien.

Por eso Dios te ha escogido a tí para que seas uno de ellos, Que Dios bendiga este caminar en tu vida y al final podamos decir todos juntos: El Señor ha estado con nosotros, y nunca nos dejará.

 

Bendiciones:

 

Pastor Harold

Declaración de Consagración


Como una persona nacida de nuevo, comprendo que pertenezco al Señor Jesucristo.

1 Corintios 6:19-20.

Creo que el Señor Jesús mora en mi mediante Su Espíritu porque la Palabra de Dios lo dice.

2 Corintios 13:3 Romanos 8:9-10.

Creo que Él busca llevar a cabo Sus propósitos por medio de mí.

Juan 15:16 Efesios 2:10.

Reconozco que mi vida tiene que estar sometida a Él para que lleve a cabo Su propósito en mí.

Romanos 6:13.

Escucho su llamado a esta consagración: "Te ruego. . . por las misericordias de Dios. . . que presentes tu cuerpo en sacrificio vivo"

Ahora hago caso a ese llamado y me consagro de una manera especial durante estos 21 días y con la ayuda de Dios culminaré bien esta jornada.

Señor Jesús,  te pido que me ayudes a vivir una vida de fe, amor y devoción a Ti, disfrutando de tu compañía y tu apoyo y sabiendo que durante estos 21 días siguientes mi vida será transformada por el poder del Señor y la unción que El Espíritu Santo traerá sobre mi vida y la de los míos.

Por eso en estos días me comprometo a lo siguiente:

 

Me comprometo a dejar__________________________________ como una muestra de mi compromiso real contigo y con los míos.

Me comprometo a mejorar en ________________________ sabiendo que es necesario para que mi vida se supere y pueda tener una mejor relación contigo y con los demás, y

Me comprometo a iniciar__________________________________ porque sé que he postergado esta decisión, pero comprendo que es ahora cuando debo ser consistente con este tiempo de consagración a ti, Señor.

(Cada miembro de la familia lo hace de manera personal)

Estos son mis compromisos. Te pido que me ayudes a llevarlos a cabo y al final podré contar el testimonio de lo que tú has hecho en mi vida.


Gracias, Señor Jesús.

Persistencia en la oración:


Algunos maestros bíblicos dicen que es incredulidad pedirle a Dios una y otra vez las mismas cosas. No, eso es erróneo y ha debilitado la fe de multitudes. Dios nos manda a pedir, buscar, ayunar y clamar con súplicas eficaces y fervorosas. (Mateo 7:7)

Desde el mismo principio, los siervos verdaderos han tornado las promesas de Dios en oraciones:

* Jesús sabía que su padre le había prometido todas las cosas antes de la fundación del mundo, y aun así Cristo pasó horas orando para que la voluntad de Dios se cumpliera en la tierra. Hasta dijo una parábola ilustrando la persistencia en la oración. Se trataba de la “viuda inoportuna” que seguía demandando justicia de un juez hasta que la consiguió. (Lucas 18:1-8)

* Dios le dio maravillosas profecías a Ezequiel acerca de la restauración de Israel, prometiendo que las ruinas de la nación serían como el Jardín del Edén. Aún así el Señor dijo que Su palabra no se cumpliría sin oración: “Aún seré solicitado por la casa de Israel, para hacerles esto” (Ezequiel 36:37). En otras palabras: “Te hice una promesa pero quiero que ores por su cumplimiento. Búscame con todo tu corazón, hasta que la veas cumplida. Te liberaré, pero primero tienes que pedir.”

* Daniel había leído la promesa que Dios hizo a Jeremías (Daniel 9:2), que después de setenta años Israel sería restaurada. Cuando Daniel vio que el año señalado había llegado, pudo haber esperado en fe para que Dios cumpliera su promesa, pero en lugar de eso, ese santo hombre cayó sobre su rostro y oró por dos semanas hasta ver al Señor cumplir todo lo que había prometido.

En el Antiguo Testamento, los sacerdotes de Israel llevaban los nombres de todas las tribus de Israel sobre su pectoral. Esto significaba que las necesidades del pueblo eran llevadas continuamente en el corazón del sacerdote en oración. Para los cristianos de hoy, esto ofrece una imagen maravillosa de Cristo llevándonos en Su corazón y presentando nuestras necesidades al Padre.

Más aún, cada cristiano en la actualidad es un sacerdote del Señor, y debemos llevar siempre las necesidades de los demás en nuestros corazones (Santiago 5:14-16)


DIA 1: La rendición es completa

3/27/2017 



Escritura de este día: Filipenses 2:8

“y estando en la condición de hombre, se humilló a su mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”



En las olimpiadas de Paris de 1924, un atleta escocés de 22 años ocupó los titulares de los periódicos cuando decidió decir no al yo y si a Dios. Eric Liddell tomó una decisión que para la mayoría de la gente hubiera sido inconcebible: salir de su mejor evento, la carrera de 100 metros, porque las carreras eliminatorias se celebrarían un domingo. Mientras más competidores estaban participando en las eliminatorias, Liddell estaba dedicado a la prédica de un sermón en una iglesia cercana.

Posteriormente, Lidell se inscribió en la carrera de 400 metros, carrera para la cual no tenía entrenamiento. Enfrentó el reto y terminó cinco metros por delante de su competidor más cercano, batiendo una nueva marca mundial.

Su obediencia en Paris fue solo una de una serie de rendiciones hechas durante toda su vida que le hicieron merecedor del aplauso del cielo.

Después de su triunfo olímpico regresó a la China, adonde se había criado, para trabajar como misionero. En 1943 estaba interno en un campo de concentración japonés en la China, adonde continuó sirviendo a Dios y ministró con gozo a sus compañeros de prisión.

Mientras todavía estaba en el campo, Liddell sufrió un tumor cerebral que destruyó su cuerpo y lo dejó parcialmente paralizado.

El 21 de febrero de 1945, Eric se encontraba acostado en una cama de hospital, luchando para poder respirar y pasando de un estado de conciencia a un estado de inconciencia.

Finalmente sufrió convulsiones. La enfermera que había estado a su lado lo tomó en sus brazos mientras él lograba pronunciar sus últimas palabras: Annie, dijo con una voz apenas perceptible: la rendición es completa.

Eric Liddell entró en coma y luego pasó a la eternidad, adonde el siervo dobló rodilla ante el Maestro que tanto amó y por quien había trabajado tan fielmente.

Cuando hablamos de la vida cristiana, hablamos de rendición de cada aspecto de nuestra vida a los designios divinos.

¿Qué nos pide El Señor que rindamos? La respuesta es: todo.

La rendición cristiana significa que vamos a El bajo sus términos, sabiendo que hemos aceptado voluntariamente y con alegría Su señorío sobre nuestras vidas.

Al empezar este tiempo de consagración, rindamos nuestras vidas a Dios en totalidad. Él nos dará la fuerza para vencer durante esta etapa de nuestras vidas.


ORACION:

 

“Ya no me pertenezco, sino que tuyo soy. Ponme a tu voluntad, y con quien tú quieras. Ponme a hacer, ponme a sufrir. Déjame ser empleado por ti o echado a un lado por ti, exaltado por ti o abatido por ti, ya sea que me llenes o que me dejes vacío, que tenga yo todo, o que no tenga nada. Libre y sinceramente cedo todo a tu placer y disposición. Y ahora, oh Dios glorioso y bendito, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tu eres mío y yo tuyo. Que así sea. Amén” (Juan Wesley).

DIA 2: Un pueblo especial

3/28/2017



Escritura de este día: Deuteronomio 7:6

“Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra”



Desde el capítulo 12 del libro de Génesis a través de la elección de Abraham, El Señor ha mostrado su intención de tener un pueblo que haga la verdadera diferencia en este mundo tan lleno de contaminación.

La intención de Dios era crear un pueblo diferente, una nación de gente que señalara a otros el camino hacia Dios y Su prometida provisión de un Redentor, Mesías y Salvador. El Señor les dijo que ellos serían un reino de sacerdotes y de gente santa. Les señaló el fin para luego mostrarles cómo alcanzarlo. Les dijo lo que iban a llegar a convertirse y luego los llevó de su mano para mostrar cómo se vive en un constante descubrimiento de la voluntad divina.

¿Cómo debería ser entonces ese pueblo? ¿Cuáles deberían ser las características del pueblo que camina de la mano de Dios?

Dios no quiere que seamos iguales a todo el mundo. Y esa diferencia tiene que ser en nuestra forma de pensar, de hablar y de actuar. Esto tiene que ser visible a los que están a nuestro alrededor, tiene que ser algo notorio, y que la gloria de Dios se haga evidente entre su pueblo.

Muchas veces nos preguntamos ¿porque será que no avanzamos en nuestra vida espiritual? ¿Porque será que nuestros hijos no se motivan por la palabra de Dios? ¿Porque nuestras iglesias no crecen como deberían crecer ni tienen una presencia de Dios más poderosa? Y nos damos cuenta que el espíritu contaminante de este mundo se ha metido en todas partes incluso en las iglesias mismas.

El enemigo tiene atrapados a tantos jóvenes y adultos en las garras de la tecnología, de la dependencia de lo novedoso, de las imágenes sensuales que dañan la mente y en filosofías que llenan al ser humano de confusión y le impiden fomentar una relación más cercana con el Dios vivo que dicen amar.

Hombres y mujeres narcotizados por el mundo. El mismo efecto que tienen las drogas ahora lo tienen tantas cosas que están narcotizando a la humanidad. Narcotizados con celulares y videos que no pueden parar de usar o de programas de televisión que no pueden parar de ver. Y todo esto también está contaminando a la iglesia en general. Por eso es necesario que no se nos olvide quienes somos.

Somos un pueblo especial que debe mostrar en todo lo que hace la santidad de Aquel que nos lleva de su mano hacia un destino de salvación eterna. ¡Que no se nos olvide!


ORACION:


Padre, hoy te pido que me ayudes a recordar siempre que he sido apartado para tu gloria. Que soy parte de un pueblo que camina de tu mano destinado para manifestar tus virtudes. Que he sido llamado a ser luz y sal de esta tierra. Permíteme entonces glorificarte en cada acto de mi vida, Amén.



DIA 3: El peso de las tradiciones

3/29/2017


Escritura de este día: Mateo 15:8-9

“Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”



En una ocasión los fariseos se acercaron a Jesús y le preguntaron: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas? Para los fariseos la tradición era parte fundamental de su vida diaria. Su compromiso de por vida era el de preservar la ley y las tradiciones con celo y cuidado para advertir a todos aquellos que las violaran que en realidad no estaban cumpliendo con lo estipulado por Dios.

Pero en este caso en particular, Jesús descubre que las tradiciones han suplantado a Dios en el corazón de los fariseos. Que en realidad ya no viven para honrar al Señor directamente, sino más bien su vida está en honrar la ley y las tradiciones.

Cuando algo así sucede, entonces éstas en lugar de acercarnos a Dios, nos alejan de Él. Así que Jesús les responde: “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición”.

Tal como en aquellos tiempos, hoy en día el peso de las tradiciones es bastante fuerte y se ha convertido en el principal obstáculo para que la gente se acerque al Señor. Pero Dios está resuelto a levantar en este tiempo una generación que tenga una revelación más profunda que una tradición, porque la tradición puede invalidar la palabra.

Cuando queremos un verdadero despertar espiritual en nuestras vidas lo primero que tenemos que hacer es demoler, derribar lo que nos impide acercarnos más íntimamente al Señor. No es fácil una renovación espiritual. Muchos de nosotros traemos en nuestras vidas cosas espirituales que no son cambiadas fácilmente. Movilizar al pueblo de Dios para que cambien sus vidas, para que se despierten esos espíritus adormecidos se hace en ocasiones bien complicado, pero no podemos detenernos en esto pues es lo que Dios quiere que hagamos, que nos separemos de idolatrías y ritos paganos y lo busquemos a Él con sincero corazón.

Si hay tradiciones que te impiden crecer espiritualmente debes desecharlas. No te sirven para nada. Por el contrario son un obstáculo para tu crecimiento personal. Pregúntate si aún tienes en tu vida algún tipo de tradición que en lugar de aproximarte al Señor, te separa de Él.

Es posible que descubras en este día que has estado viviendo para las tradiciones y no para El Señor, como Él lo pide.


ORACION:

 

Señor en este día mi oración es para pedirte que quites de mi cualquier cosa que me aparte de ti. Si son tradiciones, costumbres o hábitos que me impiden avanzar en tu reino, oro hoy para que de una vez sean removidos de mi vida y pueda adorarte en la plenitud de la consagración que tú demandas de los tuyos. Amén.

DIA 4: Recibiendo el fuego de Dios

3/30/2017


Escritura de este día: Lucas 3:16

«respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizara en Espíritu Santo y fuego»



Juan El Bautista aseguró a quienes le seguían en el desierto: yo los bautizo con agua para arrepentimiento; pero el que viene tras de mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo, Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. Recibimos directamente de parte de Jesús un fuego espiritual que nos faculta para enfrentar nuestros días con autoridad delegada por El.

Si hay poder en la iglesia no es por ningún hombre. Si hay unción espiritual no es por ningún ser humano. Es Dios mismo manifestándose a través de vasos disponibles para ser usados. Poder de Dios. Manifestaciones, milagros, maravillas, grandes cosas que solo, solo puede hacer El Señor.

Jesucristo dijo: “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”.

No sé si alguna vez tú has sentido que puedes marcar una diferencia en este mundo, que puedes ser una antorcha encendida, una voz que transforma, una persona que logra grandes propósitos. No sé si lo has sentido, pero tengo una certeza y es que el llamado de Dios es precisamente a marcar una diferencia en un mundo tan apático y frío como el que vivimos hoy en día.

Dios quiere ver a jóvenes que se levantan con valentía para pronunciar una palabra que ayude en la vida de otros jóvenes. Dios quiere ver a hombres y mujeres que andan encendidos por El Señor, con el fuego del primer amor siempre en sus huesos y que no se detienen de proclamar el evangelio porque saben que en él hay poder de Dios para salvación.

¿Cuándo fue la última vez que te encontraste con Dios de una manera tan profunda que sabías que tu vida ya no iba a ser nunca la misma? ¿Tu interior se estremece cuando escuchas lo que Dios dice?

Debes anhelar ese fuego espiritual. Pide hoy la unción del Aposento Alto. La unción que se derramó sobre aquellos creyentes en el día de Pentecostés.

El mundo no necesita tanta letra muerta o de tanta teoría. No, este mundo necesita más de la palabra de Aquel que vino con fuego desde los cielos, para ponerla como un sello sobre ti. El Señor desea llenarte del Espíritu Santo y del fuego espiritual. Recíbelo en este día y vive como solo lo pueden hacer los hijos de Dios.


ORACION:


Señor te pido hoy que pongas ese fuego en mi interior o lo avives para que sea una antorcha encendida a donde quiera que vaya. Hoy sé que estoy destinado/a a contagiar de ese fuego espiritual a los que me rodean y a vivir como un/a hijo/a de Dios, con esa llama que no se apaga porque es puesta por el Espíritu Santo en mi interior y nadie la podrá extinguir. Amén.

DIA 5: La verdadera conversión

3/31/2017


Escritura de este día: Juan 3:5

“Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios”


En medio de la oscuridad de la noche un hombre judío fue a buscar a Jesús para hacerle algunas preguntas porque estaba muy inquieto por lo que Él estaba haciendo. Nicodemo era un miembro muy conocido y muy respetado del Sanedrín. Como fariseo conocía perfectamente la ley y la teología de su pueblo, por eso Jesús lo llamó maestro de Israel. Nicodemo le dice a Jesús: “sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él”.

Es decir él estaba ponderando las obras milagrosas. Estaba reconociendo que Jesús era diferente y que las obras que hacía no podían ser hechas por alguien a menos que hubiese sido un enviado del cielo. Pero el Señor le contesta que lo importante no son las señales y los milagros, sino el cambio radical en la vida de una persona, es decir algo que solo se puede describir como un nuevo nacimiento.

¿Qué es eso? ¿Qué significa nacer de nuevo? Nicodemo siendo maestro de la ley, conocedor y sabio en las cosas de la Escritura no entendía nada de lo que Jesús estaba diciendo. Lo único que se le ocurre decir a este hombre, lo único que se le viene a la mente es la idea del nacimiento físico que todos tenemos. Volver a entrar en el vientre, pero esto es imposible. El nacer de nuevo no es el resultado del esfuerzo humano, sino el resultado de la gracia y el poder de Dios. El que ha nacido de nuevo tiene a Cristo la fuente inagotable, tiene la vida.

La experiencia del nuevo nacimiento no es una religión, no es una lista de actos morales, no es un movimiento al que te unes, no, nada de eso. Es en realidad una experiencia diaria, una vivencia continua con Cristo el autor de esa vida nueva. El nuevo nacimiento te hace participante de esa naturaleza divina que antes no tenías.

Antes eras incapaz de amar a alguien, pero ahora desbordas de amor por los demás. Antes eras incapaz de perdonar, pero ahora vas donde aquel que te ofendió y extiendes tu perdón. Antes solo pensabas en ti, pero ahora vives para servir, vives para dar, vives para ofrecer tu vida para ayudar al que lo necesita. Ahora, a través del nuevo nacimiento, eres participante de la naturaleza divina y estás capacitado/a para hacer lo que antes era imposible para ti.

Por eso la pregunta fundamental para saber si eres un convertido es: ¿has nacido de nuevo del agua y del Espíritu? Si aún no lo has hecho, Jesús te llama para que abras tu corazón a Él. Lo que es nacido de la carne sigue siendo carne, pero lo que es nacido del Espíritu te une, te hace partícipe de la naturaleza divina.


ORACION:


Señor hoy te doy gracias por haber abierto las puertas del cielo para mí. Soy participante de ese reino desde cuando abrí mi corazón para que tú habitaras en El y ahora sé que nada ni nadie me podrán separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús. Por eso en este día, al agradecerte por mi nuevo nacimiento, te pido que me ayudes a consagrarme enteramente para hacer tu voluntad de aquí en adelante, como un compromiso real hasta que me llames a tu divina presencia, Amén.


DIA 6: Reconciliando al mundo

4/01/2017


Escritura de este día: 2 Corintios 5:20

“Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”



Un pastor en Chicago llamó un día a su asistente, un domingo antes del servicio y le dijo lo siguiente: por favor ve a las calles y tráeme cinco mujeres prostitutas, pregúntales cuánto me cobran por una hora.

La asistente le dijo: ¿Qué haga qué? Ya te lo dije: ve y tráeme a cinco mujeres prostitutas y le preguntas cuánto me cobran por una hora de su servicio.

La mujer estaba muy sorprendida pero salió a la calle y trajo a cinco mujeres que lógicamente no estaban vestidas de manera muy apropiada para estar en la iglesia y las llevó con el pastor. Le dijo, una te cobra 50 dólares, la otra 35, la otra 40, etc. El sacó el dinero en efectivo y les dijo: muy bien, aquí está su dinero, ahora tengo una hora de su tiempo. Estaba por empezar el servicio. Entonces las llevó a la primera fila de la iglesia donde les había preparado un lindo espacio con rosas y decoración bonita.

El pastor empezó entonces a decirles: ahora me tienen que escuchar, porque yo pagué una hora de su tiempo y lo que les quiero decir es lo siguiente: “ustedes no nacieron para ser prostitutas, ese no es su destino, ustedes no nacieron para vender sus cuerpos por monedas, ese no es su lugar, el enemigo es un mentiroso que las ha puesto para arrastrarse por la vida mendingando cualquier dinero a cambio de su propia dignidad, pero ese no es su lugar. El Señor las quiere traer a su verdadero lugar, a la casa del Padre, bajo su amparo, bajo su cobertura y el mundo no las va a llamar de aquí en adelante prostitutas, porque ahora van a ser parte de un reino de reyes y sacerdotes del Señor Jesucristo”.

Alguien tiene que hacer algo para reconciliar a otros en el camino del Padre. Alguien tiene que pagar un precio. Alguien tiene que pararse en la brecha por los que no conocen a Cristo. Alguien tiene que movilizarse en amor por los que siguen en medio de tanta oscuridad. Estas mujeres recibieron a Cristo en su corazón y sus vidas ya nunca volvieron a ser las mismas desde aquel día.

Como cristianos, hemos sido llamados a reconciliar al mundo con Dios. Con cada persona sacada de las garras del enemigo, seguiremos venciendo contra ese reino de tinieblas y oscuridad que el enemigo quiere usurpar. Por cada joven que el enemigo se lleve, tenemos que arrebatar a cien para la gloria de Dios. Por cada matrimonio que el enemigo destruya, tenemos que restaurar a cien para la gloria de Dios.

Sí, es tiempo para que los verdaderos cristianos hagamos aquello que se nos ha encomendado a través del ministerio de la reconciliación. Tenemos que ser los embajadores de Cristo. Este es nuestro tiempo.


ORACION:


Señor, te pido que me ayudes a no ser indiferente con los demás. Que el Espíritu Santo me motive para ser un buen testimonio a los demás y también oro por los que no te conocen, para que tú despiertes en ellos el deseo de correr a tus brazos amorosos y alcanzar el gozo pleno de la salvación eterna. Amén.

DIA 7: Reyes y sacerdotes

4/02/2017


Escritura de este día: Apocalipsis 1:6

“y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amen”


Si tú eres un/a hijo/a de Dios, sometido/a a su voluntad, tienes una investidura sobre tu vida, de tal manera que hasta los demonios la reconocen. ¡Estás vestido/a de la gloria de Cristo!

Esa investidura es dada por Dios y dice en el frente: “reyes y sacerdotes para Nuestro Señor”

Esa es la forma como Dios mira a aquellos que se han sometido al señorío de Cristo y no están jugando con su vida espiritual, sino que han tomado acción con valentía para llevar adelante el nombre de Jesús.

Cuando tú no conocías al Señor estabas bajo el dominio del enemigo. Tus actos eran gobernados por tu propia carne, por el pecado morando en tu interior.

En esa condición, el enemigo está satisfecho contigo. Te tiene en sus dominios, te tiene donde él quiere tenerte. Muerto espiritualmente, alejado de la ciudadanía de los salvos, fuera de los pactos eternos del Señor, sin esperanza y sin Dios en este mundo. Pero El Espíritu Santo toca tu vida, te convence de que eres pecador/a, te trae en arrepentimiento a los pies del Salvador, motiva en tu interior un cambio profundo y entonces empiezas a caminar una nueva vida bajo la guía del Espíritu Santo.

El enemigo sabe que ya no estás bajo su cobertura y te ha perdido pero entonces lo que va a tratar de hacer es simplemente que te sientas cómodo/a y tranquilo/a y no avances en el reino. Que no te comprometas en el servicio, que no te motives por amar a tu prójimo, que te vuelvas solo oidor/a de la palabra, pero no hacedor/a de la misma. Y aunque el enemigo sabe que ya no te domina, aun no eres un peligro para el.

Pero entonces, tú sigues creciendo, la palabra se hace poderosa en ti. Tus actos, tus pensamientos, tus palabras, tus acciones, tus emociones son dirigidas por El Señor y sabes que tienes armas contundentes contra el enemigo porque Dios te ha dotado de esas armas poderosas para destruir fortalezas y entonces es allí cuando el enemigo tiembla ante la presencia de aquellos que son llenos de ese poder espiritual y huye porque sabe que no tiene nada que hacer contra un pueblo de gente guerrera y valiente que conquista en el nombre poderoso de Jesús.

Es allí cuando la iglesia de Jesucristo se convierte en ese poder que ningún enemigo puede confrontar porque camina de la mano del Dios vivo, quien va adelante peleando sus batallas.


ORACION:


Padre te doy gracias porque me sacaste de la muerte y me trajiste a la vida. Me diste una nueva motivación para enfrentar cada día. Me trajiste a tu luz admirable. Yo sé que tú tienes todas las respuestas que necesito para vivir de una manera que se asemeje a tu voluntad y que debo aprender a confiar en que tú me guiarás para tomar siempre buenas decisiones. Amén.


DIA 8: La fuente de tus decisiones

4/03/2017


Escritura de este día: Proverbio 3:5 – 7

"Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal."


Cuando Moisés subió al monte a encontrarse con Dios y tardó mucho tiempo, los israelitas se cansaron de esperarlo y empezaron a tomar decisiones equivocadas. Ante la ausencia de su líder, el pueblo necesitaba escuchar la voz de alguien que pudiera dirigirlos sabiamente. Sin embargo Aarón no era precisamente el hombre que pudiera tomar esa dirección, pues sus decisiones tampoco estaban basadas en la búsqueda del Señor.

Acostumbrados como estaban en Egipto a representaciones materiales de los dioses, les era difícil confiar en un Ser invisible, y habían llegado a depender de Moisés para mantener su fe. Ahora él se había alejado de ellos. Pasaban los días y las semanas, y aún no regresaba. Moisés subió al monte a buscar la presencia del Señor, pero Aarón no. Así que la visión que tenía Moisés había sido adquirida desde arriba. Tuvo contacto con Dios y de El derivaba la perspectiva de lo que veía o hacía. Aarón adquirió la visión desde abajo. Lo natural, lo humano, lo terrenal. ¡Moisés cada vez que necesitaba tomar una decisión importante, se apartaba del pueblo y buscaba a Dios! ¡Aarón cada vez que necesitaba tomar una decisión importante, se apartaba de Dios y buscaba al pueblo!

Los que toman las decisiones de acuerdo a lo que el pueblo piensa no son los buscadores de Dios, son los políticos en busca de votos, son los que solo quieren quedar bien con toda la gente. Pero el creyente debe saber que la fuente de sus decisiones no puede venir de lo popular, sino de lo que diga Dios, eso es lo que cuenta.

Moisés y Aarón observaban el mundo desde dos perspectivas diferentes. Mientras el uno consultaba con Dios para realizar cualquier disposición, el otro consultaba con el pueblo y se dejaba llevar por lo que ellos decidieran. El uno buscaba fuentes sobrenaturales, el otro buscaba solo fuentes naturales. El uno confiaba en la dirección divina, el otro se conformaba con querer agradar al pueblo sin importar incluso si esto iba en contra de lo que Dios mismo quería para los suyos.

¿Cuál es la fuente de donde tomas tus decisiones? ¿A quién consultas cuando tienes que llevar a cabo algo significativo para tu vida?

Moisés y Aarón nos muestran las dos caras de la moneda. Si solo quieres agradar a los demás, pronto te encontrarás en una encrucijada como la que tuvo Aarón frente al pueblo. Sus decisiones solo trajeron confusión y desvío hacia la idolatría. Pero si quieres agradar a Dios entonces tienes el ejemplo de Moisés. El subía al monte y bajaba con instrucciones precisas para su vida y para todo el pueblo.

Cada día estás tomando importantes decisiones. ¿Cuál es la fuente de donde las tomas? Todo tu futuro depende de esto. Consulta con Dios y sabrás entonces que Él te guiará a vivir sabiamente todos los días de tu vida.


ORACION:


Señor Jesús, sé que hay ocasiones en que me llega el desaliento y la debilidad y no tengo sed por la palabra de Dios y ni siquiera disfruto de tiempos a solas contigo. Pero es en esos momentos débiles y frustrantes en los que levanto de nuevo mi mirada al cielo y reconozco la grandeza de tu creación y lo maravilloso de tu amor y entonces renuevo mis deseos por servirte y adorarte con todo mi corazón. Gracias Señor. Amén.


DIA 9: La fuente del agua viva

4/04/2017


Escritura de este día: Juan 4:11b “…Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla”



La Biblia asocia la vida muchas veces con ríos o aguas que fluyen, que traen refresco continuo sobre aquel que toma de esas aguas.

Los profetas describieron un río que salía del templo en Jerusalén, Ezequiel describe un río que fluye desde el templo que había crecido tanto que se podía nadar; nadie podía cruzarlo, que era fuente de vida para árboles y peces. Zacarías escribe: “En aquel día fluirá agua viva desde Jerusalén”. El Señor Jesús dijo que los que creen en El, de su interior fluirán esos ríos de agua viva. No desde el templo, no desde Jerusalén, sino desde el interior del que cree.

En la conversación con la mujer samaritana, Jesús le dice: “… Si conocieras el don de Dios, y quien es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva” (Juan 4:10). Intrigada y dudosa, y al ver que Jesús no llevaba recipiente para el agua, la mujer volvió a preguntar: “… ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?” (Juan 4:11).

En una extraordinaria promesa, el Señor entonces declaró ser la fuente de agua viva, el manantial de vida eterna, diciéndole: “… Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; “más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Juan 4:13-14).

Abundancia que fluye desde tu interior. Palabra que no se detiene. Unción que se esparce por donde quiera que tú vayas. Ríos que inundan de bendición tu vida y la de quienes son tocados por ti.

Así como en el pozo de Jacob, también en la actualidad el Señor Jesucristo es la única fuente de agua viva, el agua que apagará la sed de aquellos que sufren de la sequía de verdad divina que tanto aflige al mundo. Ese debe ser el cristiano de todos los tiempos. Tomando siempre de la fuente del agua viva. Fortaleciendo su vida con la voz que viene de los cielos. Vida nueva, corrientes que no se detienen, torrentes de bendición que no cesan y la palabra cada vez haciéndose más viva en nuestro interior.

Hay muchos pozos hoy, pero están secos. Hay muchas almas hambrientas que están vacías. Pero si vamos a Jesús y lo tomamos a Él y a Su Palabra, encontraremos ríos de agua viva para bendición.


ORACION:


Señor amado te doy gracias por ser esa fuente inagotable del agua viva. Hoy más que nunca quiero acercarme a ti y beber de esa agua que calma mi sed para siempre. Mi propósito es nunca alejarme de tus caminos. Si así lo hiciera moriría de sed. Por eso hoy me reafirmo en seguir tu camino, el único camino que lleva a la vida eterna, Amén.


DIA 10: Errando el blanco

4/05/2017


Escritura de este día: Mateo 7:21

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”


En los juegos olímpicos de verano de 2004 un atleta estadounidense llamado Matthew Emmons estaba muy encaminado para alcanzar la medalla de oro en rifle de tres posiciones cincuenta metros. Emmons estaba listo para su disparo final. Se encontraba tan por delante de los otros competidores que lo único que tenía que hacer era enviar una bala a cualquier lugar dentro del círculo interior del blanco. Eso le daría la medalla de oro. Se preparó de manera mental. Contuvo la respiración. Apuntó y disparó. La bala atravesó justo el blanco. Pero se quedó sorprendido cuando no sonó el tono que indicaba una diana. Emmons entonces comprendió que disparó en la diana equivocada!

De la primera posición y de una medalla de oro casi garantizada, cayó hasta la octava posición. El disparo adecuado dio en la diana indebida.

Todos nosotros tenemos solo una vida por vivir, pero sería desastroso que por no escuchar adecuadamente lo que Dios nos quiere decir, terminamos dando en el blanco equivocado al final de una vida desperdiciada.

Un día tú estarás delante de un Juez mayor que cualquier otro que oficiara jamás en unos Juegos Olímpicos. ¿Qué le dirás si Él te dice que en tu vida diste al blanco equivocado? Curiosamente una de las definiciones de pecado es precisamente errar el blanco. La pregunta para cada uno de nosotros es: ¿Estaré avanzando en los propósitos divinos? ¿Estaré escribiendo una historia unida con la voluntad divina?

La mayoría de la gente no tiene sentido de destino, solo se mantiene a flote y sin saber si está más cerca de su visión, de su sueño, si se está aproximando al cumplimiento de los propósitos por los cuales Dios lo/la envió a este mundo. La historia de este mundo se está escribiendo con aquellos que se rinden al Señor sin condiciones y saben que están siendo dirigidos por El para llevar a cabo propósitos mayores. No te contentes con menos.

Si no estás haciendo la voluntad de Dios para tu vida, simplemente estás errando el blanco y un día te llamarán a cuentas por lo que hiciste mientras viviste en este mundo.


ORACION:


Señor Jesús, ayúdame a confiar en ti para que me someta continuamente a tu voluntad para mi vida. Haz Señor que busque siempre el agradarte, pues al fin y al cabo tú me formaste y soy tu criatura. Te agradezco hoy porque no solo me formaste, sino también has permitido que al conocerte tenga un destino de vida eterna y pueda vivir en el gozo que solo los redimidos por la mano del Señor podemos experimentar. Amén.


DIA 11: Caminando con el Maestro

4/06/2017



Escritura de este día: Lucas 24:15

“Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos”


Dos discípulos del Señor iban caminando hacia una aldea llamada Emaús. Estos discípulos estaban disgustados porque Jesús no había sido el Mesías guerrero que ellos habían esperado. Por el contrario, ellos habían recibido un Mesías mejor de lo que sus expectativas contemplaban, ¡pero no se habían dado cuenta!

¡En lugar de obtener a uno que los liberaría de su esclavitud a los romanos, estaban recibiendo un Mesías que los liberaría de su esclavitud al pecado! Ellos estaban recibiendo un Mesías que estaría con ellos siempre, incluso al final de los tiempos. No nos resulta difícil sentirnos identificados con estos dos discípulos que vuelven decepcionados a su tierra.

También nosotros pasamos por esos momentos en algunas etapas de nuestra vida. ¿No te ha pasado que pones todo su empeño en un proyecto y éste se viene abajo? ¿No te has sentido decepcionado por una persona en la cual confiabas? Invertimos tiempo, ideas, creatividad, ingenio, dinero o esfuerzo y vemos que los resultados no son los esperados; ponemos nuestro corazón en alguien que luego nos abandona. Es entonces cuando surgen en nuestro interior -y se manifiestan en nuestro rostro- las dudas, la decepción, el cansancio y la desesperanza.

Hay ocasiones en que estás atravesando un momento difícil para tu vida y lo más impresionante es que ¡Él Maestro va caminando contigo y no te has dado cuenta! En ese penar, ese vacío interior, se hace presente el Señor Resucitado, se acerca a ellos y les dice ¿De qué hablan? Su dolor es tal que no le reconocen, no son capaces de darse cuenta que Jesús está hablando con ellos. Es lógico, lo último que podían pensar y esperar es que al que habían visto destrozado en la cruz pudiese ser el extranjero que camina a su lado.

El caminante no tiene nombre ni rostro. Es uno más. Camina con ellos, dialogan, comprenden. La conversación se da a lo largo del camino. Es tal la sintonía que se produce entre los discípulos de Emaús y aquel forastero, que cuando llegan a casa le invitan a cenar, a compartir la mesa con ellos. Y después que El partió el pan recién allí descubrieron que ¡era Jesús resucitado!

Descubrir que Cristo camina a su lado es el mayor descubrimiento que un ser humano puede llegar a tener. Es el ciego que ahora ve o el sordo que ahora oye. Es aquel que encuentra una nueva dimensión de vida, pues de ahí en adelante sabe que nunca estará solo/a porque las promesas del Señor se han hecho ciertas y El estará todos los días a su lado hasta el fin.


ORACION:


Señor Jesús mi oración para este día es que mis ojos sean abiertos para que pueda darme cuenta que ahora mismo, mientras leo esto y a lo largo de toda esta jornada, tú estás conmigo.

¡Qué gran privilegio! Nunca estoy solo/a. Tengo siempre la compañía de Aquel que dijo: Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. Gracias Señor por caminar conmigo a lo largo de esta jornada, Amén.


DIA 12: Buscando una esperanza real

4/07/2017


Escritura de este día: 1 Timoteo 1:1


“Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza”


Mi hija es profesora de una escuela intermedia para jóvenes entre 11 y 14 años aproximadamente. Al terminar uno de los periodos, sus alumnos le regalaron un pequeño libro con algunas notas que le escribieron. Ella me dio el librito para que lo leyera.

La mayoría de los alumnos que son apenas unos jovencitos empezando a vivir, escribieron cosas como estas: “te agradezco mucho por haberme escuchado en un momento crítico de mi vida”; “en realidad te aprecio porque me ayudaste a salir de mi angustia y mi depresión”; “te doy gracias porque fuiste el apoyo que necesitaba en este momento difícil de mi vida”. Y así como estas, otras notas en las que se notaba un gran sufrimiento por parte de estos niños que aun despiertan a la pubertad y tienen toda su vida por delante.

Los jóvenes que viven en nuestro alrededor, tienen todo lo que un adolescente quisiera tener. Toda la tecnología, los teléfonos, vehículos muchos de ellos, comodidad en sus casas, cuartos propios, ropa nueva, zapatos de marca, videos y cuanta cosa se les viene a la cabeza, ¡pero no son felices! Por el contrario estamos viendo una generación de jóvenes en depresión, en tristeza, en angustia permanente, en crisis existencial, con intentos de suicidio, con vicios a los que se aferran para encontrar salidas a sus vacíos, con problemas que ellos mismos no saben cómo confrontar. Los padres siguen trabajando largas jornadas para seguir comprando cosas que no van a llenar ese vacío de nuestra juventud.

Muchos jóvenes lo tienen todo pero no son felices. Por el contrario viven resentidos, viven deprimidos y terminan buscando en los vicios, en las drogas, en las pandillas, una respuesta para sus interrogantes.

Este mundo necesita desesperadamente una esperanza real. Esa esperanza tiene un nombre, se llama Jesucristo, nuestra única y verdadera esperanza. Él no nos abandona, sino que está presto a nuestros ruegos y podemos acudir en cualquier momento y su línea nunca está ocupada.

Es nuestro Señor, quien nos conforta, quien nos ayuda, quien nos consuela. Los tiempos difíciles se vencen siempre con la plenitud del amor que Jesús vino a entregar a cada uno de los suyos. Recibe en este día esa plenitud y vive de aquí en adelante con gran esperanza. “Cristo en nosotros, la esperanza de gloria” (Col. 1:27b)


ORACION:


Señor Amado, en estos días de consagración también deseo renovar mi intención de ayudar a quien clama en necesidad. Sé que el mundo te necesita y yo puedo ser parte de un cambio real en la vida de alguien cuando comparto de Jesucristo, la única esperanza real a quien podemos aferrarnos. Ayúdame para no ser indiferente, sino que pueda compartir con los demás la esperanza de gloria, Amén.


DIA 13: ¿Y tú quién eres?

4/08/2017


Escritura de este día: Juan 1:12 “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”


Hace años atrás un hombre fue encontrado en una calle de Atlanta tirado, golpeado, sin identificación, sin nada. Lo llevaron a un hospital y lo sanaron pero se dieron cuenta que este hombre desarrolló una amnesia total. ¡No tiene ni idea quien es él! Han pasado más de ocho años y este hombre continúa en la misma condición sin tener ni idea de quién es. ¿Puedes imaginar eso?

El FBI le tomó sus huellas digitales y le hizo varias pruebas pero no pudo determinar quién era este hombre. Hicieron un programa en la televisión para ver si alguien lo conocía, pero nadie fue a buscarlo.

Se contrató a un investigador privado para que tratara de descubrir la identidad de este hombre pero no lo logró. Ahora, ¡imagina que esa persona fueras tú!

Hoy en día tú sabes quién eres, quienes son o fueron tus padres, tienes un pasado, tienes un presente con personas que te rodean y que determinan gran parte de las cosas que haces. Tienes una historia y estás viviendo hoy el resultado de lo que has acumulado a través de tu propia vida hasta el presente. Tienes planes para el futuro, etc. Pero de repente un día algo traumatizante ocurre en tu vida y cuando te despiertas una mañana, por los próximos ocho años no tienes ninguna identidad, nadie te conoce, tú no conoces a nadie, no sabes de dónde vienes, quienes fueron tus padres, que era lo que antes te gustaba, no sabes si tienes hijos, o esposo/a ¡Tú identidad ha sido completamente borrada!

Eso sería algo terrible, ¿no te parece? Eso significaría tu pérdida de identidad totalmente. Pero hoy quiero que sepas algo: esa pérdida de identidad es lo que el enemigo ha estado queriendo hacer contigo para que no sepas quien eres verdaderamente. Como el enemigo no puede crear nada, lo que le gusta hacer es dañar la perfecta creación de Dios. Él ha venido para robar, matar y destruir y lo está haciendo. Entonces el enemigo sabe que si puede evitar que tú seas tú en los planes de Dios, si puede esconder tu verdadera identidad y la puede distorsionar y puede destruir lo que Dios ha preparado para tu vida, entonces está logrando el cometido y está haciendo que tu vivas, no como aquel/la que fue enviado/a con propósitos a este mundo, sino como alguien que está perdido y no sabe adónde va.

Pregúntate en este día si estás viviendo de acuerdo a los propósitos para los cuales fuiste creado/a. Es posible que te des cuenta que tu identidad ha sido distorsionada y que en lugar de vivir como un/a hijo/a de Dios estás viviendo como un/a extraño/a que no sabe adónde va, ni conoce los propósitos que Dios tenía en mente cuando te envió a este mundo.

No permitas que el enemigo haga de las suyas en tu vida y la de los tuyos. Si tú has abierto tu corazón a Jesús, tu perteneces a un linaje escogido que camina por el mundo con un destino de eternidad. Y esto, nada ni nadie te lo podrán quitar.


ORACION:


Señor, sé que fui escogido/a para hacer una diferencia en este mundo y quiero llevarlo a cabo de acuerdo a tu voluntad. En este día oro para que tú me des las oportunidades, los momentos, las circunstancias apropiadas y pongas en mi camino a aquellos que necesitan una voz de aliento, una palabra de seguridad, una expresión de amor o que aún no te conocen, y te pido que me uses para ser esa luz que tú me has llamado a ser. Amén.


DIA 14: Viviendo una vida desafiante

4/09/2017


Escritura de este día: Juan 10:10

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”


¿Sientes que en tu vida estás cumpliendo con los propósitos para los cuales fuiste creado/a? O tal vez tu vida es solo de total aburrimiento y sin desafíos en cada jornada.

¿Cómo justificar delante de Dios, cuando seamos llamados a rendir cuentas por lo que hicimos mientras estuvimos aquí, como justificaremos haber tenido vidas aburridas, sin desafíos, cuando Dios nos llamó a algo diferente? ¿Una vida llena de opresión, de miseria y de temor, cuando El Señor nos ofrece una vida en libertad, en abundancia y en su poder? ¿Una vida que se contenta con lo natural, cuando ha sido dotada de lo sobrenatural?

Un cristiano no debe vivir en temor. Un cristiano no debe vivir en cadenas, un cristiano no debe vivir en tormento, un cristiano no debe vivir en angustia. Todo eso ya lo tomó El Señor y aunque el enemigo vino para matar, robar y destruir, Nuestro Señor Jesucristo vino a darnos una vida diferente, una vida en la que se manifiesta continuamente lo sobrenatural, una vida en abundancia.

Hace algunos años un pastor puso a la puerta de su iglesia el siguiente rótulo: esta iglesia o tiene un avivamiento o tiene un funeral. Creo que deberíamos desafiarnos de esa manera. Nosotros como gente de fe, no tratamos con cuestiones superficiales, no.

Nosotros tratamos con las almas de los seres humanos, el destino eterno, el poder de un Dios que puede sanar, que puede liberar, que puede transformar vidas, que puede abrir los ojos de los ciegos y perdonar nuestros pecados.

Estas no son cosas superficiales, esto es lo más profundo en el ser humano. Por eso también deberíamos desafiarnos a nosotros mismos, o tenemos un avivamiento o tenemos un funeral. Las cosas de Dios no se deben jamás tratar de manera superficial.

El llamado es a vivir de una forma desafiante. El reino de los cielos sufre violencia y solo los valientes lo arrebatan.


ORACION:


Espíritu Santo, mi oración hoy es por un verdadero avivamiento. Anhelo un despertar espiritual propio y de todos los hermanos que te seguimos y compartimos tú nombre. Creo que es tiempo para que el pueblo cristiano se levante y resplandezca en medio de tanta oscuridad y somnolencia. Sí, creo que es tiempo de avivamiento. Lléname hoy de tu Santo Espíritu, lléname hoy de ese fuego divino, Amén.


DIA 15: Escogidos y bendecidos

4/10/2017


Escritura de este día: Josué 2:24b

“…Jehová ha entregado toda la tierra en nuestras manos; y también todos los moradores del país desmayan delante de nosotros”



El libro de Josué fue escrito para mostrarnos lo que un Dios tan grande puede hacer con un pueblo al que ha escogido para bendecir.

El tema de este libro no es que Josué tomaba la tierra prometida, no. El tema de este libro es Dios tomando la tierra y Josué y el pueblo recibiéndola de parte de Dios.

Por eso al final de su carrera, Josué se levanta y desafía a todo el pueblo: Ustedes miren a quien van a servir, si a los dioses a quienes sirvieron sus padres cuando estuvieron al otro lado del río o a los dioses de los amorreos en cuya tierra están habitando ahora, pero sepan que yo ya hice una decisión y es la decisión más importante de mi vida, yo y mi casa serviremos al Rey de reyes y Señor de señores, yo y mi casa serviremos a Jehová.

Como parte del pueblo de Dios, tú y yo somos gente de conquista. El Señor nos planta en un lugar y es El quien va tomando su tierra y nosotros vamos recibiendo de sus manos el lugar donde El nombre de Nuestro Dios tiene que ser glorificado. ¡Hay un territorio por poseer, hay un llamado por cumplir, hay una tarea por realizar!

Por eso te pregunto hoy:

¿Se te olvidó que eres un/a conquistador/a para Cristo Jesús?

¿Se te olvidó que has sido comisionado/a por El mismo Señor de señores para entrar a poseer la tierra en la cual habitas?

¿Se te olvidó que a través del Espíritu Santo has sido dotado/a de un poder sobrenatural?

Recuerda hoy que tú has sido escogido/a y bendecido/a por Dios para hacer lo que solo los hijos de Dios pueden llegar a hacer.

Así que levántate y recibe hoy lo que El Señor está tomando para ti y está entregando en tu mano. Al final solo podrás glorificar a Dios por las victorias que día a día te regala.


ORACION:


Rey de mi vida, mi Señor Jesús, yo soy tu pertenencia y deseo honrarte con cada acto de mi vida. Tú me libraste de la posesión del enemigo y de la muerte eterna. Hoy decido servirte con todo mi ser, y me comprometo a amarte con todo mi corazón, con toda mi alma, con todas mis fuerzas y con toda mi mente. Deseo ser siempre fiel a tu llamado y a tu voz. Quiero ser guiado por tu mano de poder y renuncio a la idolatría, a la religiosidad, a las tradiciones inútiles, a una vida sin propósito, porque sé que en ti tengo todo cuanto necesito para ser feliz, Amén.

DIA 16: ¿Te olvidaste?

4/11/2017


Escritura de este día: Éxodo 20:2

“Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”


El creyente debe aprender cómo debe confrontar las batallas de su vida y debe saber que no es en sus propias fuerzas, sino en la fuerza de Aquel que jamás ha perdido una batalla.

Pero a veces me pregunto: ¿Porque personas no pueden retener las cosas de Dios? ¿Porque será tan fácil perder la fe? ¿Porque la gente anda alegre hoy y mañana anda triste? ¿Porque son salvos hoy y mañana viven como impíos? ¿Qué está pasando con el pueblo de Dios hoy en día?

La gente es buena para retener las cosas malas, las malas costumbres, sus antiguos formas de pensar, las malas palabras, eso sí lo retienen... pero las cosas de Dios no. Nadie vio mayores milagros de liberación que la generación de Moisés. Comenzó con diez plagas temibles que cayeron sobre Egipto. Enjambres de langostas, invasiones de ranas, ríos de sangre, tinieblas tan negras que eran palpables – todas estas cosas trajeron caos y confusión sobre los egipcios. Mientras que todo el tiempo el pueblo de Dios se sentaba seguro en su campamento, protegido de todo.

Esos mismos israelitas vieron la nube de gloria asentarse detrás de ellos escondiéndolos del ejército de Faraón que se aproximaba. Ellos vieron como el cielo nocturno se encendía con un pilar de fuego, calentándolos durante las noches frías en el desierto. Y ellos vieron un mar entero abrirse ante ellos, con muros altos a cada lado. Ellos caminaron a través de esas olas amuralladas sobre tierra seca. Y luego vieron como el ejército de Faraón fue destruido en forma sobrenatural, mientras esos mismos muros de agua cayeron estrepitosamente sobre sus perseguidores, aniquilándolos. ¡Cuán grandes liberaciones experimentó Israel!

Sin embargo, no las entendieron. De hecho, pronto las olvidaron todas. Solo tres días después de su liberación milagrosa, ellos acusaron a Dios de llevarlos al desierto para que murieran de sed. La generación del presente también es una generación que se ha olvidado de Dios. Viven como si El no existiera y sus vidas nunca llegan a la plenitud. Deambulan por el mundo en busca de explicaciones y respuestas pero la respuesta no la pueden hallar sin reconocer a Aquel que afirmó que era el camino, la verdad y la vida.

Así que te pregunto en este día: ¿te has olvidado de donde te sacó El Señor? ¿Lo olvidaste? ¿Olvidaste que estabas muerto/a y El té dio vida? ¿Olvidaste que nadie daba un peso por ti y ahora te has convertido en un especial tesoro? ¿Te olvidaste que eras un/a desahuciado/a para el mundo, un/a mentiroso/a, un/a pecador/a, y ahora sobre tu cabeza hay un título que dice: Santo/a de Dios? ¿Lo olvidaste?

Un corazón agradecido jamás olvida al que lo ha llenado de bendición. Un corazón renovado por la presencia de Dios jamás podrá dejar de reconocer cada día de su vida a Aquel que lo sacó de las tinieblas y lo llevó a su luz admirable. ¿Eres tu uno de estos/as? O ya lo olvidaste.


ORACION:


Señor Jesús, sé que amas de tal manera que hasta diste tu vida por mí. Sé que soy importante para ti y por eso tú deseas entrar en mi casa y cenar conmigo. Prometo entonces prepararte lo mejor. Este será sin duda un momento inolvidable. Las puertas de mi alma estarán siempre abiertas para ti, tú eres mi Señor y Salvador y eres siempre bienvenido a mi vida y a mi hogar. Junto con mi familia deseo en este día ofrecerte lo mejor. Nuestro hogar será el tuyo, cada rincón de nuestra casa será también para ti, Amén.


DIA 17: Cuenta conmigo

4/12/2017


Escritura de este día: Isaías 6:8

“Después oí la voz del Señor, que decía: ¿a quién enviaré, y quien irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mi”


Si hiciéramos una encuesta entre muchas personas con esta sola pregunta: ¿estás caminando en la voluntad de Dios para ti? Piensa por un momento cuales serían sus respuestas. ¿Cuál sería la tuya en particular? ¿Podrías afirmar hoy con certeza: sí, sé que estoy haciendo lo que Dios quiere de mí, estoy escribiendo un presente con la pluma de Dios y un futuro de acuerdo a su voluntad?

¿Podrías decir eso con absoluta seguridad?

La pasión por Cristo produce gozo espiritual, produce entrega total, produce una verdadera alabanza y adoración, produce obediencia y arrepentimiento. Cuando hay pasión por Cristo no importan las distancias que haya que recorrer para hacer la voluntad de Dios. No existen obstáculos demasiado difíciles y no hay pero... No importa que se tengan pérdidas materiales, sociales o religiosas por seguir a Cristo. Aquel que ha visto la gloria del reino dice como decía el Apóstol, “todo lo tengo por basura por amor a Cristo”.

No más excusas entonces. O sigues a Cristo y haces lo que El haría o simplemente estás haciendo lo que a ti bien te parece, pero no cumples con lo que El Señor tenía pensado para ti.

¿Dónde se originan tus visiones? ¿Lo que piensas o proyectas en tu vida tiene una fuente celestial o tiene una fuente simplemente natural? Este es un día para decir: ¡Señor cuenta conmigo!

Ni siquiera te imaginas lo que puedes llegar a alcanzar, porque nada es débil cuando está en las manos del más fuerte, nada es vacío cuando está en las manos de Aquel que todo lo llena en todo, cualquier cosa es posible cuando se está en las manos de Aquel para el cual nada es imposible. Y déjame decirte algo: Dios siempre que va a hacer algo en la tierra, busca un hombre o una mujer. Dios no busca un ángel o un ejército celestial para llevar a cabo esa labor que El desea realizar. El busca un hombre o una mujer pero que sean diferentes, que sepan escuchar su voz y que obedezcan a su palabra. Hombres y mujeres con una visión celestial para que hagan lo que Él quiere hacer.

Pero ¿Dónde están los hombres y mujeres que se despertarán para aferrarse a Dios? ¿Dónde están aquellos que dicen: he puesto mi confianza en Dios y así el mundo entero se ponga en mi contra yo voy a seguir a mi Señor y haré lo que Él me diga?

¿Serás tú? ¿Será que Dios finalmente lo/la ha hallado? Si es así, estás unido/a a la voluntad del Señor y tu vida será un gran testimonio en este mundo necesitado de Dios.


ORACION:


Padre, sé que a veces el enemigo trata de confundirme y engañarme diciéndome que no valgo nada, que no sirvo para nada o que no vale la pena lo que hago porque al fin y al cabo eso no es importante para nadie. Pero hoy descubro que he sido importante desde antes de la fundación del mundo porque tú ya me tenías en mente y me hiciste de acuerdo a tu diseño divino. Soy hechura tuya, por lo tanto debo seguir cada día las instrucciones del fabricante. Ayúdame en este día a ser obediente a tu voz, soy tu oveja y escuché que me hablabas desde el amanecer. Gracias por haberme hecho con tus manos perfectas. Amén.


DIA 18: Renovados por Cristo

4/13/2017


Escritura de este día: Romanos 12:2

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la voluntad de Dios, agradable y perfecta”


Los musulmanes tienen que dirigir su mirada hacia la Meca para hacer sus oraciones, inclinar su rostro en reverencia hacia su ciudad sagrada, 5 veces al día. ¿No es maravilloso que tú y yo podemos mirar hacia cualquier parte y decir en cualquier momento: Abba Padre?

En Cristo hemos sido reconciliados con Dios, hemos sido perdonados, hemos sido justificados delante del Padre (2 Cor.5:18-21). Hemos nacido de nuevo, tenemos vida eterna, estamos en el proceso de la santificación, tenemos una nueva manera de vivir, tenemos una nueva identidad, ya estamos completos para poder vivir la vida de abundancia que Cristo nos da. Pero para que todo sea una realidad, tenemos que asumir esto en nuestra mente y aceptarlo por fe, mediante la renovación de nuestro entendimiento; cambiando nuestra vieja forma de pensar.

Por eso es tan importante que te preguntes para que has sido equipado/a. A lo mejor hay un/a libertador/a en ti que fue llamado/a para estos tiempos de apostasía. A lo mejor hay en ti un/a evangelista que ha sido equipado/a para llevar el mensaje por el mundo y transformar miles de vidas con el poder del evangelio. Quizás hay un ti un/a héroe de las nuevas generaciones que se levantan con la autoridad divina para traer alivio a quienes están en necesidad. Quizás te estás perdiendo de muchas cosas para las que fuiste dotado/a y aun estás en el terreno de la duda y de la incertidumbre.

Y hoy podrías preguntarte como lo hizo un día Moisés: Y ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo para transformar vidas o traer alivio en este mundo? ¿Quién soy yo para anunciar un mensaje divino? ¿Quién soy yo para levantar en alto la bandera de las nuevas generaciones de creyentes que proclamen que Cristo es El Señor de sus vidas?

Si hay en tu interior ese fuego, si hay en tu interior esa llama que no se extingue, es Dios hablándote en tu propia zarza, hay una zarza en tu interior que no se apaga, es Dios motivándote y levantándote en estos tiempos para que construyas parte de la historia de lo que Él quiere hacer en este mundo. Tienes que saber que Dios te ha comprado. Él te compró por precio de sangre, de su bendita sangre derramada en aquel lugar en las afueras de Jerusalén para que tú pudieras llegar a entender lo importante que eres para Dios. Tu vida tiene un precio. Y es el precio más costoso que jamás se haya pagado por alguien. Tú lo vales todo para El Señor y te valora tanto que Cristo mismo se ha ido delante de nosotros para preparar una morada para que donde Él esté, también tú estés con El por la eternidad.

Afirma tus pasos mira hacia adelante y empieza a andar. Cuando te pregunten “¿tú quién eres?” puedes afirmar con confianza que eres un/a Hijo/a de Dios, que eres alguien por quien Cristo dio su vida.

Toma la decisión de vivir para Dios, de echar a un lado todo lo que te estorbe, todo lo que te distraiga, todo lo que desvíe de tus propósitos divinos. Es hora de que te apropies de tu verdadera identidad en Cristo Jesús.


ORACION:


Señor, en este día ofrezco a ti mi vida de santidad y pureza. Ayúdame en este caminar diario de crecimiento y sanidad espiritual. Abre mis ojos para que pueda comprender que el pecado me aparta de ti, pero el arrepentimiento me conduce de nuevo a tus caminos perfectos. Sé que tomado de tu mano podré ser guiado a lugares de santidad donde el pecado no tendrá sobre mí su señorío. Confío en tu poder y me entrego en tus manos sanadoras, en Cristo Jesús, Amén


DIA 19: Lo sobrenatural

de Dios en mí

4/14/2017


Escritura de este día: Efesios 1:17-18a

” Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento”


Cuando tú ves solo con tus ojos naturales, las expresiones que salen de ti son por lo general de frustración: El mundo está muy complicado, las enfermedades son mortales, los crímenes abundan, los pecados están por todas partes y te abrumas con lo que ves con tus ojos naturales.

3

Pero cuando Dios pone en ti una visión celestial, entonces descubres que el esclavo puede ser libre, que lo incompleto puede completarse, que el enfermo puede sanarse, que lo que se odia puede llegar a amarse, que lo sucio puede limpiarse, que lo malo puede ser cambiado y convertido en algo bueno. Es Dios obrando entonces a través tuyo.

Es El Señor despertando en ti anhelos por algo mejor, son visiones celestiales que te dicen que las cosas pueden cambiar para bien y que Dios te tiene en cuenta para esos propósitos. Sin embargo el cristiano de hoy en día se contenta con poco. A pesar de tener al Dios creador de todas las cosas, El Dios poderoso que no conoce de límites ni de incapacidades, sin embargo el creyente se satisface con solo un poquito de su presencia, un poco de su gloria, un poco de su poder. Y nos perdemos de la manifestación maravillosa de una vida llena de propósitos, de unción y de frutos abundantes, simplemente porque hemos perdido la expectativa de ver a Dios en acción en nuestras vidas.

Con el tiempo los seguidores de Jesús deberían parecerse menos a sí mismos y más al Señor. La verdad es que hay seres humanos que harían lo que fuera por encontrar una mina de oro, arriesgarían hasta sus vidas por hallar un tesoro escondido, pelearían con alguien sin cesar por recibir una herencia, harían hasta lo imposible por acumular más dinero, matarían a quien fuera necesario por conquistar un territorio, pero cuando se trata de las cosas de Dios entonces esto pasa a un segundo plano, ya no es tan importante, no les interesa mucho buscar de su presencia o experimentar el gozo de contemplar el rostro de Dios en medio de sus vidas.

Así que es hora para que nos preguntemos: ¿en realidad estamos motivados por las mismas cosas que están en el corazón de Dios?

Si no es así, aun nuestra vida está fuera de su voluntad y seguimos siendo guiados por ojos naturales. Aun carecemos de lo sobrenatural de Dios en nuestras vidas!


ORACION:


Señor de los cielos hoy elevo una oración a ti pidiéndote que seas mi fortaleza, mi pronto auxilio, mi escudo y mi libertador. Al enfrentar este día reconozco que a veces me faltan fuerzas o encuentro motivos para desalentarme. Pero te pido Señor que renueves mis fuerzas, me des tu aliento y seas el refugio al cual acudo cuando necesito renovarme. Sé que en ti puedo confiar y al caminar día a día en este tiempo de consagración, tendré que regresar una y otra vez a ti para que me ayudes a completar fielmente esta jornada. Al final sabré que siempre estuviste conmigo y te daré la honra y la gloria, Amén.



DIA 20: Un espíritu superior

4/15/2017


Escritura de este día: Daniel 6:3

“Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino”


Daniel fue un hombre que vivió en medio de la contaminación de un reino pagano, sin embargo su vida fue la fiel demostración de lo que un hombre o una mujer de Dios puede hacer aun en medio de tanta corrupción, idolatría y vicios mundanos. Por eso es un ejemplo para el cristiano de todas las épocas que aspira a mantenerse puro en medio de un mundo contaminado.

A pesar de que existía mucha inteligencia entre los hombres de aquella época y que ocupaban cargos importantes, nunca nadie igualó siquiera a Daniel en su sabiduría para enfrentar las cosas que tenía que responder a cada momento.

El Espíritu de Babilonia había atrapado a todo el mundo conocido de ese entonces. Un espíritu pagano e idólatra que corroía todo porque no se escuchaba en ningún lugar oraciones ni alabanzas al Señor. Solamente Daniel y sus amigos se mantuvieron fieles en la búsqueda del Dios Altísimo. El rey Nabucodonosor tuvo un sueño y nadie se lo podía interpretar. Ni los astrólogos, ni los magos, ni los sabios de la región podían hacer algo para interpretar ese sueño del rey. Nabucodonosor tenía todo lo que el mundo de hoy busca. Tenía poder, tenía fama, tenía riquezas, tenía influencia, tenía mando sobre su gente, podía ir a donde quisiera y tenía servidores en todas partes. Pero era un hombre sin paz en su corazón. Y no encontraba respuestas en los demás.

Porque siempre es así. La humanidad se mata por conseguir cosas materiales pero siguen sin tener paz en su corazón. Sus casas están llenas de artículos costosos que poco usan. ¡Finalmente la sabiduría del mundo se tiene que inclinar ante la santidad!

El rey tuvo que buscar a un hombre como Daniel que tenía un espíritu superior al resto de la gente y él le da a conocer lo que significan esos sueños de Nabucodonosor. ¿Quién era el que tenía las respuestas? No era el mundo y su ciencia, no eran los astrólogos, magos, hechiceros ni hombres entendidos en letras ni sabios. No. La respuesta siempre la han tenido los que encuentran la revelación divina, los que buscan a Dios aunque el mundo entero los persiga o se burle de ellos, porque tienen el Espíritu de Dios y no el espíritu del mundo.

Por eso es tiempo de que el pueblo de Dios entienda que solo la consagración al Señor y la obediencia a su palabra nos permitirán poseer también, como Daniel, un espíritu superior, y entonces tendremos respuestas para este mundo de tanta oscuridad e ignorancia.


ORACION:


Amado Dios, necesito de tu fuerza y tu poder para consagrarme por entero a tu voluntad soberana. Sé que no es fácil dejar atrás malos hábitos y cualquier cosa que me aleja de ti, pero quiero pedirte que me ayudes en estos propósitos de crecimiento espiritual y obediencia radical a Tu Palabra. Dame Señor el poder para convertirme en ese ser humano que cumpla los propósitos para lo cual fui creado por ti. Que este sea un buen día para empezar una nueva travesía que me llevará a estar en el centro mismo de tu voluntad. Amén.


DIA 21: ¡Tenemos acceso!

4/16/2017


Escritura de este día: Hebreos 4:16

“Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”


El día más solemne del año litúrgico judío era el Día de la Expiación. Era el único día del año que el sumo sacerdote entraba en el Lugar Santísimo, en el que moraba la misma presencia de Dios.

Nadie entraba allí excepto el sumo sacerdote, y sólo ese día. Cuando lo hacía, la Ley establecía que no debía permanecer en el Lugar Santísimo más de lo imprescindible, «para que no se aterrara Israel.»

Era peligroso entrar a la presencia de Dios, y si uno se quedaba allí más de la cuenta podía caer fulminado. En vista de esto entró en el pensamiento judío la idea del pacto. Dios, en Su Gracia y de una manera totalmente inmerecida por el hombre, se acercó a la nación de Israel y le ofreció una relación especial con Él.

Pero este acceso exclusivo a Dios estaba condicionado a la observancia de la Ley que Dios había dado al pueblo. Así es que Israel tenía acceso a Dios pero sólo si cumplía la Ley.

El quebrantarla era pecado, y el pecado levantaba una barrera que impedía el acceso a Dios. Lo que la humanidad necesitaba era un sacerdote perfecto y un sacrificio perfecto, alguien que fuera capaz de ofrecerle a Dios un sacrificio que abriera el camino de acceso a Él de una vez para siempre

Eso, decía el autor de Hebreos, es exactamente lo que Cristo ha hecho. Él es el Sacerdote perfecto porque es al mismo tiempo perfectamente humano y perfectamente divino. En Su humanidad lleva al hombre a Dios, y en Su divinidad trae a Dios al hombre. No tiene pecado.

El Sacrificio perfecto que presenta a Dios es el Sacrificio de Sí mismo, un Sacrificio tan perfecto que no necesita repetirse nunca. Ya no es por intermediación del sumo sacerdote. Ya no es a través de sacrificios, ya no es por intervención de alguien. No, nada de eso.

¡Jesús lo hizo por nosotros, tenemos acceso, tenemos entrada al trono por la obra que Jesús hizo en este mundo a favor de nosotros!

Recordemos esta poderosa palabra: “acerquémonos”, vengamos con confianza, hay un camino hacia el trono, hay una vía de salvación, hay una verdad que nadie puede cambiar: se llama Jesucristo, Él es El Mesías, El Hijo de Dios y Él ha abierto ese camino por el cual podemos transitar con alegría y confianza porque nos dirige directamente hasta el trono de la gracia divina.


ORACION:


Señor Jesús, te doy gracias porque me has ayudado a completar este tiempo de consagración. Este es un día muy especial para mí, porque sé que hay cosas en mi vida que han cambiado y además tengo la certeza que has escuchado mis oraciones y mi clamor hacia ti. Hoy solo quiero darte las gracias. Sé que mi vida te pertenece y que si confío plenamente en ti, tú harás conforme a tu voluntad en mí y por lo tanto seré llamado bienaventurado y alcanzaré los propósitos para los cuales fui creado, Amén.